ENVÍOS A LA PENÍNSULA IBÉRICA EN 48-72H - Envíos de martes a viernes - Gastos de envío gratis en pedidos +50€ - ☎ 963672819

Comer pescado: sinónimo de salud

 

Añadir pescado a tu alimentación es un hábito de lo más saludable: no solo te ayuda a llevar una dieta equilibrada y completa, sino que además previene muchas enfermedades y mantiene tu cuerpo fuerte y sano. Por eso podemos decir que comer pescado es sinónimo de salud. A continuación te explicamos todos los beneficios de tomar pescado de forma regular. ¡Presta atención!

Razones por las que comer pescado es sano

Llevar una dieta variada que incluya dos o tres raciones de pescado blanco y una o dos raciones de pescado azul [añadir enlace del otro post] a la semana tendrá muchos beneficios para tu salud:

  • Este alimento contiene las mismas proteínas que la carne, con lo cual es perfecto para nutrir tus músculos, pero las grasas que aporta son mucho más sanas. Se trata principalmente de ácidos grasos Omega3 y Omega6, que son beneficiosos para el corazón.
  • Además, el pescado previene la aparición de enfermedades cardiovasculares porque aumenta los niveles de colesterol HDL (el colesterol ‘bueno’) y disminuye los del LDL (el colesterol ‘malo’).
  • El pescado también contiene una cantidad muy alta de minerales y oligoelementos (yodo, hierro, fósforo, zinc, magnesio, cobre, selenio, flúor, calcio, potasio…) que ayudan al funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso y potencian la capacidad de concentración.
  • Por otra parte, los pescados son ricos en vitaminas A, D, E, B6 y B12, que intervienen en el desarrollo de nuestro organismo y en el crecimiento de los niños pequeños.
  • Además, como las espinas de los pescados más pequeños (sardinas, boquerones…) se pueden comer, te pueden aportar una cantidad extra de calcio para fortalecer tus huesos.
  • El pescado también destaca por ser bajo en sodio, por lo que es ideal para las personas que llevan dietas bajas en sal.
  • Por último, el pescado se digiere muy fácilmente, así que es perfecto para los estómagos delicados y para evitar las digestiones pesadas.

 Además, como existen tantos tipos de pescados distintos y se pueden preparar de mil formas, nunca te cansarás de comerlos: cada día puedes probar con una receta nueva y disfrutar de un plato riquísimo a la vez que te cuidas. Y es que, cuando hablamos de pescado, ¡la salud y el sabor van de la mano!

 Así que ya sabes: incluye pescado en tu dieta y ¡siéntete bien!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados